Las Dunas de Bilbao integran un paisaje frágil e imponente que se extiende sobre 17 hectáreas en el desierto de Coahuila, administradas por los habitantes de Villa de Bilbao. Son la casa de la iguana Uma Exsul, escenario de varias películas, orgullo de los amantes de la naturaleza y aquí, cinco razones más para visitarlas:

1. Son un medio natural en constante movimiento

Por el paso del viento y del tiempo, estas dunas de fina arena de hasta cinco metros de altura, van tomando diferente forma y quizá lo que viste una vez hace años, no lo vuelvas a encontrar ahora. Haz este paseo tomando en cuenta el respeto por la naturaleza, sin alterar el entorno, ni dejar rastro de tu presencia como la basura.

Si nos remontamos a la historia, hace millones de años esto fue un brazo de mar, más tarde estas dunas fueron el resultado de la erosión de las formaciones montañosas.

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-2

2. Tiene flora y fauna únicas

En este paisaje semidesértico encontrarás animales y plantas propios del lugar como la lagartija de arena, llamada Uma Exsul, un tipo de reptil cuya piel parece tomar diferentes tonalidades a la luz del sol, pero que actualmente está en peligro de extinción, debido a lo que algunos han denominado “turismo salvaje”, por lo cual es primordial respetar toda especie que el visitante encuentre a su paso por esta reserva natural. También hay culebras, correcaminos, coyotes y halcones.

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-3

En cuanto a la flora, la candelilla es la planta propia de estas dunas, casi desprovista de hojas que crece en climas semi secos.

3. Cuenta con Viesca, el Pueblo Mágico de las Dunas

A este lugar del suroeste de Coahuila se le ha denominado desde el 2012 Pueblo Mágico gracias a las dunas, así el beneficio es recíproco ya que una vez que visitas las dunas también hay que recorrer el pueblo de Viesca, fundado en 1731 con casas de adobe con techos de morillos, dividido en barrios, ahí está la Parroquia de Santiago Apóstol (patrono principal, cuya fiesta es el 25 de julio) y la Plaza de Armas con el gran reloj del Bicentenario.

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-10

Otro atractivo es la Ex Hacienda de Hornos construida durante la Colonia, ubicada junto a la capilla de Santa Ana, luego recorre el Museo de la Revolución y la Alameda Zaragoza. Además está la Casa de la Cultura para conocer su artesanía: tejidos a mano con la técnica del deshilado y las lámparas de ónix. Entre sus principales tradiciones están la danza de caballitos, las pastorelas y la procesión del silencio.

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-12

4. Es el lugar perfecto para un amanecer o un atardecer

Si eres de los que aprecia el silencio, la tranquilidad y la naturaleza, este lugar es para ti, pues no verás otra cosa que bellas formaciones de arena, además de momentos especiales al salir o meterse el sol en un entorno en total calma donde apenas se escucha el sonido del viento y donde puedes acampar para quedarte a ver el amanecer o el ocaso, y por la noche un cielo lleno de estrellas. ¡Hunde tus pies en la arena y disfruta de sus propiedades curativas que según comentan que pueden llegar a tener!

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-9

5. Por los “mamones”, los dulces de leche, el Sotol y La Reliquia

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-Sotol-13

¿Quién se va a resistir a probar lo que es toda una tradición en Viesca? Para comenzar los mamones son el pan artesanal de la zona, elaborado con harina integral en horno de leña, con consistencia porosa y color rosa intenso, los dulces de leche quemada también los debes probar para el postre o para cualquier momento de tu visita, así como el Sotol de Viesca, la bebida típica del lugar y para comer no te pierdas “La Reliquia”, asado de cerdo con siete tipos de sopas, preparado en horno de adobe con madera de mezquite. ¡Puras delicias de las que difícilmente te resistirás!

Las-5-razones-para-conocer-las-dunas-de-Bilbao-11

Mira este hotel en Torreón

Para llegar a las Dunas de Bilbao, ubicadas en el municipio de Viesca, Coahuila, hay que viajar 65 km desde la ciudad de Torreón por la carretera Saltillo-Torreón, antes de llegar al entronque La Cuchilla tomar la desviación hacia el ejido Emiliano Zapata. También se puede desde Gómez Palacio Durango o Matamoros. Lleva agua, ponte bloqueador solar, vete cómodo y ligero. Respeta el entorno y en una de esas, ¡camina descalzo!

 

 

 


¡Comparte y participa!

Comentarios

Enlace